Responsabilidad Social Corporativa en la comunicación empresarial

Aunque es difícil ponerle fecha a la Responsabilidad Social Corporativa, es un concepto de relativa novedad en Europa, aunque eso no significa que su esencia o planteamiento también lo sean. Tiene sus orígenes en el cambio de pensamiento social hacia las formas de actividad de las empresas y en momentos cercanos a guerras, conflictos y catástrofes. El cambio de percepción viene dado, generalmente, por determinadas prácticas empresariales como la compra y el uso de determinados materiales, el mantenimiento de vínculos con regímenes políticos y, en definitiva, la realización de acciones éticamente censurables.

Así, se puede considerar que tradicionalmente, e incluso en la actualidad, siempre ha surgido la exigencia del respeto al medioambiente por parte de la sociedad hacia las empresas por acciones con resultados perjudiciales que han recorrido como noticia el mundo entero y, consecuentemente, dañando la imagen de la empresa.

El término como tal nació y se instauró entre los años 50 y los años 70 en Estados Unidos y se asentó en Europa en la década de los 90, mucho más tarde. En aquél momento en Europa, en los inicios, la RSC se relacionaba con los esfuerzos de las administraciones públicas y organismos con la finalidad de involucrar tanto a nivel moral y ético como a nivel político al sector privado en un proceso que debía llevar del Estado del bienestar a la sociedad del bienestar por medio de la delegación política y el retorno de la responsabilidad social a los actores del mercado.

La Responsabilidad Social de la Empresa o empresarial (RSE) ha de ser entendida como una filosofía y una actitud que adopta la empresa hacia los negocios y que se refleja en la incorporación voluntaria en su gestión de las preocupaciones y expectativas de sus distintos grupos de interés (stakeholders), con una visión a largo plazo. Una empresa socialmente responsable busca el punto óptimo en cada momento entre la rentabilidad económica, la mejora del bienestar social de la comunidad y la preservación del medio ambiente.

La Responsabilidad Social Corporativa (RSC), amplía el ámbito de la RSE para incorporar a las agencias gubernamentales y a otras organizaciones, que tengan un claro interés en mostrar cómo realizan su trabajo.

En todo ello, la comunicación empresarial juega un papel primordial, puesto que es el modo de hacer saber a la sociedad que una empresa está llevando a cabo acciones socialmente responsable. Con el uso de las nuevas tecnologías de Internet como las redes sociales o social media es mucho más sencillo para las organizaciones conocer como son valoradas por la opinión pública y actuar en base a ello.

Share