La implicación de los empleados, vital para que una estrategia de comunicación digital triunfe

group-work-458653_640Cuando uno piensa en definir una estrategia de comunicación a veces se olvida del importante papel que tienen los empleados de la empresa en el éxito de este proceso. Es muy común que las marcas centren sus acciones en conseguir más ventas y visibilidad y dejen al margen de ellas a sus propios trabajadores. Este error demuestra que las compañías no entienden que la comunicación es global y que una firma refleja lo qué es no sólo a través de lo qué dice y cómo lo dice, sino también a través de lo que calla y proyecta.

 

 
Cualquier marca que involucre a su plantilla en sus campañas de comunicación digital ganará credibilidad y aumentará la motivación de sus empleados, su productividad  y por lo tanto  incrementará los beneficios del negocio. En este sentido,  las empresas no deben dejar al margen de sus redes sociales a los trabajadores. Ellos son los verdaderos embajadores de la compañía que, sin darse cuenta, colaboran a crear un branding positivo alrededor de la marca, repercutiendo e en la imagen que tienen los clientes de ella y facilitando que se conviertan en seguidores fieles de la empresa.

 

 
Además cuantos más representantes activos tenga una firma en las redes sociales antes podrá detectar los comentarios negativos y hacerlos frente. Puesto que en los social media los trabajadores pueden pasar a ser usuarios que ayudan a clientes con dudas, quejas o sugerencias y los redirigen al departamento o persona adecuada de forma inmediata, mejorando así el servició de atención de la empresa.

 

 
Es evidente que si los empleados están orgullosos de sus empresas, transmitirán una imagen positiva y potente, por eso en Agenciasdecomunicacion.org  hemos recopilado algunos consejos útiles para que las empresas mejoren la implicación de su plantilla en la era digital:

 

 
•    Informar periódicamente a los empleados de las novedades que presenta la empresa (que no se enteren por terceros) y permíteles que opinen sobre ellas.
•    Crear perfiles sociales corporativos.
•    Permitir y animar a los trabajadores a participar en las redes sociales de la compañía durante su horario laboral.
•    Formar a toda la plantilla (no sólo a directivos o jefes de departamento) en la cultura digital y mantenernos al día de las nuevas plataformas o herramientas que aparezcan.
•    Que todo empleado sea consciente de los mensajes clave a comunicar. Si no se conocen las metas a alcanzar es cuando se produce ruido en el proceso comunicativo , en otras palabras, llega la confusión.
•    Crear concursos internos de fotografías, por ejemplo, no sólo se ampliará el contenido de imágenes de la empresa, sino que después las pueden viralizar y aportar una visión diferente (desde dentro) al público objetivo.
•    Ofrecer la posibilidad de escribir posts para el blog corporativo a los empleados.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.