La confianza digital es imprescindible para que existe una buena relación ecommerce-cliente

e-commerce-402822_640A la hora de vender es imprescindible que las marcas proyecten credibilidad y profesionalidad si quieren que los clientes confíen en ellos. Pero en el terreno online no disponemos del trato de tú a tú, no vemos la sonrisa de nuestro interlocutor, ni percibimos si las explicaciones que estamos dando son entendidas. En este sentido, las ecommerce tienen mucho más difícil el ganarse la confianza digital de su público objetivo.

 

 
Para asentar los cimientos de una relación basada en la confianza es imprescindible que las tiendas online intenten hacer que el usuario se sienta cómodo. Una forma de hacerlo es apostando por un lenguaje cercano y unos contenidos que aporten información sobre la marca, más allá de sus intenciones de vender. En Agenciasdecomunicacion.org aconsejamos que las tiendas online revisen todos los pasos de su proceso de compra y verifiquen que la sensación de seguridad se mantiene en todos.

 

 
Claves de la confianza digital:
•    Acabar con las identidadesmisteriosas“: las empresas que no cuentan con un apartado de contacto o que sólo facilitan un formulario web para poder hablar con ellas hacen que el consumidor se muestre reticente a comprarles algo.
•    Privacidad: el usuario tiene que percibir que no se realiza un mal uso de sus datos personales.
•    Transparencia: los futuros clientes necesitan saber quién hay detrás de una marca, dónde y cómo fabrica sus productos.
•    Sello de confianza online: este emblema demuestra estamos ante una marca que da garantías de su compromiso y responsabilidad ante el cliente.
•    Método de pago: Toda ecommerce espera que el usuario saque su tarjeta de crédito pero no lo hará si este no se encuentra cómodo con los sistemas de pago. Los más conocidos y utilizados son Paypal, Apple Pay o Google Wallet, porque garantizan la seguridad y privacidad de los datos de los consumidores.

 

 
Al margen de las acciones que las marcas pueden hacer en sus webs, también existen otras que pueden ayudar a ganarse la  confianza de los clientes. Por ejemplo aparecer en los medios de comunicación aporta a las empresas un halo de credibilidad y notoriedad que muchas veces es influyente en los procesos de compra. Aunque tampoco podemos olvidar el papel que ejercen las redes sociales como excelentes herramientas de comunicación, además no sólo ayudan a conocer mejor al público objetivo sino que permiten segmentarlo y diseñar acciones personalizadas que logren captar su interés y fidelizarlo.

 

 
Los emailing y las newsletters también son recursos que dan buenos resultados ya que mantienen al público informado sobre la compañía pero hay que evitar el bombardeo indiscriminado, porque sino la empresa corre el riesgo de convertirse en una marca spam. Y tampoco podemos olvidar que los clientes pueden sentirse más cómodos y receptivos a la hora de compartir información personal si a cambio reciben algún beneficio en forma de descuentos, promociones, etc.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *