Antes de usar un hashtag en tu campaña de comunicación ten en cuenta estos consejos

social-media-640543_640Twitter puso de moda los hashtag para poder clasificar y organizar mensajes. Está formado por una palabra clave precedida por el símbolo de la almohadilla y es muy útil en las campañas de social media para enlazar y seguir conversaciones, puesto que las agrupa temáticamente.

 
Las agencias de comunicación explican que una estrategia digital muchas veces está en manos de elementos como los hashtag y que una mala elección puede hacer que una campaña no consiga el éxito deseado. Para evitarlo, los expertos en social media nos han dado 4 consejos básicos para dar con el hashtag correcto.

 
•    Único y que identifique a la marca. A la hora de escoger un hastag hay que tener muy en cuenta que sea original pero a la vez simple, porque tiene que permitir que los usuarios lo identifiquen de forma automática con la empresa y también con la campaña de comunicación.

 
Por ejemplo, los programas o series de televisión cuentan con hashtags reconocibles y que además hacen referencia a un capítulo o número de emisión concreto, lo que ayude clasificar conversaciones.

 
•    Fácil de recordar. Para conseguir una rápida viralización, los hashtag deben de ser cortos, fáciles de escribir y pronunciar, porque sino los usuarios acabarán por escribirlos mal y no se podrá hacer un seguimiento fidedigno del total de comentarios generados.

 
Aunque la tentación de decantarnos por hashtags genéricos sea muy fuerte, es mejor arriesgarse y personalizar Aunque eso no quiere decir que no podamos unir nuestra creación a otros conceptos más concretos que nos ayuden a destacar dentro de nuestro sector o industria y asegurarnos de que estamos llegando al target deseado.

 
•    Confirma que no se esté usando. Es muy importante que el hashtag que asociemos a nuestra campaña de comunicación no se esté utilizando para marcar conversaciones de la competencia o de conceptos que nada tengan que ver con nuestro modelo de negocio

 
Investigar si en el pasado se le ha dado algún uso nuestro hashtag es imprescindible para ahorrarse sustos, porque si mezclamos conversaciones no sólo nos estaremos alejando de la posibilidad de convertirnos en trending topic, sino que estaremos confundiendo a nuestra audiencia y hasta se podría provocar un caso de crisis de imagen corporativa.

 
•    Amplia su uso al resto de redes sociales. Si bien es cierto que la paternidad del hashtag  es de Twitter también lo es que poco a poco se ha ido extendiendo a otros canales de social media como herramienta para ordenar conversaciones.

 
Esta costumbre no sólo demuestra su implantación y eficacia, sino que refuerza y ayuda a difundir la campaña comunicativa, reforzando así la fuerza del mensaje y haciendo que la fuerza de la repetición haga que sea más fácil de recordar.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *