Twitter manda a la hora de diseñar la parrilla televisiva

remote-control-28001_640A los usuarios les gusta opinar y seguir a sus famosos preferidos en las redes sociales, su poder de influencia a crecido gracias a estas plataformas y ahora las marcas se vuelven locas por conseguir sus recomendaciones. Hoy en día, eEl futuro de algunos productos o servicios depende de su capacidad para enamorar a los consumidores online y alcanzar la deseada viralidad. Y las televisiones tampoco son ajenas a la influencia de internet, siendo Twitter la herramienta elegida por la mayoría de cadenas para contactar con su audiencia.

El fenómeno de la segunda pantalla es una realidad, ya nadie se sienta ante el televisor sin su tablet o smartphone al lado. Un hábito que facilita que los espectadores se lancen a comentar en las redes los programas que están viendo, por ello las cadenas de televisión están desarrollando estrategias para fomentar este diálogo,  conseguir averiguar qué le gusta a su audiencia y por qué y aprovechar cada tuit para incentivar su parrilla. Por primera vez la caja tonta deja de hablar para escuchar al televidente.

Es difícil encontrar una serie de televisión que no cuente con su propio perfil de Twitter y un  hashtag propio para cada capítulo. Los tuits que recogen permiten a las productoras audiovisuales entender no sólo lo que quiere el espectador, sino cuáles son sus hábitos de consumo, ya que no se comparte igual un reality que una película. Por ejemplo, en el primer caso está demostrado que los usuarios hacen sus comentarios durante toda la emisión, mientras que en el segundo el grueso de las opiniones se recogen antes y después.

Crear sentimiento de comunidad
Las televisiones tienen muy en cuenta lo que se dice en la red de sobre ellas, hasta el punto que puede llegar a influir en el diseño de la programación. Por eso cada vez son más los presentadores que animan a los telespectadores a participar a través de Twitter, incluso ellos mismos utilizan sus perfiles personales para comentar el programa y aportar información extra que enganche al usuario.

El compartir estos momentos hace que los telespectadores se sientan parte de una comunidad, crece en ellos un sentimiento de pertenencia que puede llegar a unir no sólo al programa que esta visualizando, sino también a la cadena que lo emite. Son muchos los usuarios que cada día revisan los temas que han sido trending topic y probablemente se sientan mejor y más integrados si ven que la serie que ellos siguen ha logrado despertar pasiones en la red.

La experiencia televisiva ahora tiene una mayor duración, si antes se limitaba a la hora o a las dos horas que durara el programa ahora la expectación empieza antes de su inicio. A través de las redes sociales las productoras pueden ofrecer avances o explicar anécdotas del rodaje, haciendo que el espectador se involucre desde antes de la emisión.

El papel también se adapta al tuit
La televisión no es el único medio de comunicación que vive influido por las redes sociales, la prensa tampoco ha escapado a su influjo. Las agencias de comunicación explican que la jerarquía de las noticias ahora ya no la marca el editor jefe, sino que el entorno social se tiene muy en cuenta en su selección. Hechos que nunca habrían sido noticia se han convertido en portada de los periódicos impulsados por las redes sociales o, lo que es lo mismo, por la audiencia. Twitter y Facebook se han convertido en una fuente inagotable de información y además a coste cero.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *