¡Ojo con lo que publicas en las redes sociales! Puedes arrepentirte

De aabriru en Flickr

De aabriru en Flickr

Esta semana hemos desayunado con un titular que nos ha hecho reflexionar: 1 de cada 4 adultos se arrepiente de lo que publica en redes sociales. Una afirmación que se desprende de la última encuesta realizada por FindLaw.com y que demuestra que aún son muchos los que se toman a la ligera el gran poder de viralización que pueden tener plataformas como Facebook o Twitter.

El estudio también pone de manifiesto que el 29% de los jóvenes encuestados de entre 18 a 34 años admiten que han borrado fotos o comentarios de sus perfiles, ¿la razón? el temor a que les pudiera repercutir negativamente en su trabajo actual o futuro. Un porcentaje que crece hasta el 36% si hablamos de personas de entre 35 a 64 años.

Estas cifras demuestran que aún no somos conscientes de la influencia que tienen los social media y de que funcionan como un gigantesco altavoz que trasmite y difunde todo lo que publicamos. Algunos -creo que muchos- usuarios desconocen es que con eliminar un mensaje o imagen que no nos gusta no se soluciona el problema, porque en realidad nada se borra totalmente en internet, la red lo almacena todo y siempre se puede recuperar.

Por ello es importante actuar en la red siendo conscientes que todo lo que se comparta estará siempre ahí. Así que es mejor pecar de prudentes y no dejarse llevar por impulsos cuando hablamos de nuestra imagen digital.

Privacidad

En la red es recomendable saber distinguir entre un perfil profesional y uno personal. Por eso las agencias de comunicación recomiendan revisar bien la configuración de privacidad de cada cuenta. Nuestra reputación online está en juego.

Un consejo que deberían de seguir muchos de los encuestados por FindLaw.com, ya que un 82% de ellos han reconocido que pagarían por una configuración de privacidad mucho mejor.

¿Y las empresas?

Puede parecer que las marcas son las que más cuidan su imagen online, pero las cifras nos indican que aún son muchas las empresas que descuidan este aspecto. El temor a no controlar lo que se dice de uno en la red, hace que muchas compañías decidan no entrar, olvidándose que esa decisión no es sólo de ellas. Si sus usuarios quieren hablar de ellas, lo harán y no podrán impedírselo, así que es mejor estar presente e intentar participar al máximo.

El cliente digital

La posibilidad de poder informarnos a través de la red está creando un perfil de consumidor mucho más exigente, puesto que gracias a las redes sociales puede comparar y pedir recomendaciones sobre determinado producto o servicio.

Las agencias de comunicación alertan sobre que el cliente digital es mucho menos paciente y no acepta de tan buena gana los errores, si no ve las cosas claras sale corriendo y además difunde su mala experiencia. Por lo que las empresas más que nunca deben de ser cuidadosas en este terreno y evitar tratar temas conflictivos que luego les pueden pasar factura.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.