La transformación del dircom en la Era 2.0

change-1076219_960_720Los medios digitales no sólo han cambiado las organizaciones internas de las empresas, sino que también han mutado en lo referente a las cualidades que estas demandan a sus empleados. En términos comunicativos, ahora un dircom necesita contar con una serie de atributos y conocimientos para poder enfrentarse al entorno digital y sacar el máximo partido a sus herramientas.

 

 
El director de comunicación ahora es mucho más que un periodista que ha de luchar por crear e impulsar una reputación de marca hacia el exterior y por lograr un flujo informativo coherente y eficaz entre los trabajadores y la marca. En estos momentos, también tiene que tener conocimientos de programación para poder gestionar la página web de la compañía, debe de estar al corriente de las novedades digitales y saber moverse como pez en el agua por todo tipo de redes sociales, además de ser capaz de generar contenidos de calidad, interactivos y saber adaptarlos a las diferentes plataformas que maneje (blog, newsletter, intranet). Por lo que podríamos decir que estamos ante un perfil multitasking.

 

 
Todo esto sin olvidar que el líder 2.0 es un empleado que debe mantenerse constantemente formado, tiene que ser flexible, ágil y contar con recursos a la hora de adaptarse a los contratiempos. Podríamos decir que ha perdido un poco su papel de “mandamás” y ahora ejerce un control más transversal, centrado en potenciar las sinergias entre los diferentes miembros del equipo.

 

 
En el terreno digital, el dircom es el responsable de crear un manual de actuación y de crisis, para que todo aquel que se ponga al frente de las redes sociales sepa qué hacer en cada momento y a quién acudir dentro de cada departamento en caso de duda.

 

 
Tampoco se puede olvidar que un director de comunicación es el responsable de que la marca transmita unos determinados valores (profesionalidad, honestidad, responsabilidad social, etc.) sin que estos se vean afectados por otros mensajes u acciones exteriores. Y en esta tarea los medios sociales juegan un papel muy importante ya que permiten que las empresas se relacionen directamente a los usuarios, tengan un contacto de tú a tú y promulguen una cercanía que sin duda humanizará a la firma.

 

 
Como veis las tareas de un dircom son muy amplias y variadas por lo que es fundamental que cuente con un buen equipo que le apoye y ayude a ejecutar las diferentes estrategias de comunicación. Estos colaboradores pueden ser tanto internos, empleados de la empresa, como externos, agencias de comunicación, pero siempre estarán coordinados bajo la batuta del dircom.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *