La amenaza y oportunidad de trabajar en un sector que no se conoce

 

Crowdfunding, Crowdlending, Fintech… todos estos términos son aún muy novedosos en nuestro país aunque bien conocidos en otros países como Inglaterra, donde ya miles de empresas recurren para solicitar la financiación que su negocio necesita.

El Crowdlending viene a ser una extensión del término Crowdfunding, donde empresas o particulares consiguen financiación en forma de préstamos directamente fondeados por personas privadas. Se diferencia del Crowdfunding, que puede ser de recompensa o de donación, ya que en este caso el inversor o prestamista puede obtener desde un agradecimiento hasta una recompensa a cambio de su dinero dependiendo de la cantidad aportada. En cambio, en el Crowdlending el inversor recuperará su dinero más los intereses generados.

Para conocer un poco más sobre cuándo este término empezó a ser conocido entre el público en general, aquí mostramos la gráfica de Google Trends del término “Crowdlending” tanto a nivel mundial como en España.

Evolución Crowdlending en el Mundo

Evolución Crowdlending mundo

Evolución Crowdlending en España

Evoución Crowdlending España

Las gráficas muestran claramente que no se puede hablar de algo que no existe y se ve cómo el término empezó a ser familiar a partir del año 2013 aunque ya se empezaba a nombrar de manera puntual en el 2011. Este inicio del conocimiento del término se retrasó un poco más en España donde no se registra actividad antes del año 2013.

Por lo tanto en nuestro país aun es un término muy novedoso aunque cada vez es más conocido por el público en general. El trabajar en una empresa donde no se conoce supone un reto e incluso, en un primer momento, puede parecer una amenaza dentro del DAFO. Pero hay que darle la vuelta a la situación y hacer de una amenaza, una oportunidad, cosa que no es fácil a veces.

En plataformas de Crowdlending como MytripleA, se tiene la oportunidad de contar, no sólo lo que se hace, sino como funciona este mercado tan novedoso, en qué consiste el servicio ofertado, y además, al tratarse de un sector en auge e innovador, al receptor de la información le suele parecer interesante. Hay que aprovechar la oportunidad de tener algo que contar y no centrarnos sólo “vender nuestro libro”, hay que buscar la técnica adecuada para transmitir ese conocimiento y resolver todas las dudas que le puedan surgir al usuario.

Un negocio con claro foco en el cliente es fundamental en un sector que no se conoce lo suficiente.

 

Alba García, responsable de Marketing y Comunicación de MytripleA.

 

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.