Ecommerce, un sector al alza que no se va de vacaciones

accessories-84528_640Unos 1.000 millones de personas compran online, según un estudio de Global Web Index, realizado en 32 países. Una cifra que demuestra el interés creciente que tiene el ecommerce y que según las previsiones seguirá al alza hasta superar los 1.500 millones de personas en 2018. Y es que en estos momentos, el estudio apunta a que el 66% de los usuarios realiza una adquisición al mes.

 
Una tendencia que no va a revertir porque lleguen las vacaciones. Las agencias de comunicación explican que los consumidores ya se han habituado a vivir conectados y les es muy difícil olvidarse del móvil o la tablet en la época estival. Es más, varios estudios revelan que los hoteles, casa rurales o albergues que no disponen de conexión wifi parten en desventaja frente a los que sí la ofrecen, ya que esta es una de las principales demandas que hace el usuario a la hora de reservar un alojamiento.

 
No obstante, se espera que el boom de ventas online se produzca antes de la primera quincena de julio y coincida con la reserva de estancias, vuelos o entradas a espectáculos, dejando las compras de moda y electrónica para otra ocasión. Momento pues para que las marcas refuercen sus estrategias de comunicación para aumentar su visibilidad y captar clientes.

 
Los hombres dispuestos a ir de compras
Aunque suene raro, según las últimas encuestas son ellos lo que se muestran más receptivos a la hora de meter la mano en el bolsillo y comprar a través de la red, mientras que el género femenino admite que prefiere aprovechar el periodo estival para descansar o, en todo caso, visitar las tiendas físicas y aprovechar las rebajas para tocar y probarse prendas.

 
Otra diferencia es que los hombres buscan más las gangas de último minuto, mientras que ellas son más racionales y buscan adquirir los productos que necesitarán en sus vacaciones, como pueden ser bañadores o calzado.

 
Horas muertas
Los lugares ideales para realizar compras online son o bien los periodos de descanso en los hoteles o durante las esperas en estaciones de tren o aeropuertos. Para los usuarios estos momentos son los mejores para entretenerse en busca de gangas veraniegas. Mientras que hacerlo en bares y restaurantes no resulta tan atractivo para el usuario y aparece en tercera posición.

 
Y si hablamos de dispositivos, parece que la tablet ganará ligeramente terreno a los smartphones a la hora de realizar compras online. Aunque la distancia que los separe será pequeña, todo apunta a que su mayor formato hace de estos dispositivos unas herramientas más cómodas para navegar y visualizar los productos de interés. A la cola quedarían los ordenadores portátiles, mucho más pesados e incómodos de transportar y que han quedado relegados a un uso laboral.

Share

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.