Nace Kreedit, la primera correduría de crédito bancario para pymes

Con una sola gestión, la empresa puede acceder automáticamente a más de 30 entidades.

Una nueva fórmula de acceso al crédito bancario nace en Barcelona al servicio de las pequeñas y medianas empresas. Se trata de Kreedit, y ejerce de correduría de crédito bancario, aportando la experiencia acumulada a lo largo de más de 10 años, con la finalidad de facilitar el acceso de las pymes a la financiación bancaria.

Desde hace muchos años, la figura del corredor ha venido siendo propia de sectores como el del seguro, pero ahora Kreedit pretende introducirlo en la contratación de financiación bancaria por parte de las empresas, ejerciendo de líder en este sector.

Esta fórmula, mediante la cual el corredor presenta a la empresa ante las entidades financieras, garantiza al empresario la contratación del producto financiero que se ajustará más a sus necesidades, evitando la contratación de productos que no interesen a la empresa, como en muchas ocasiones ha sucedido en el pasado. El corredor sólo se debe al empresario y, por este motivo, será capaz de presentarle las mejores condiciones que ofrece el mercado, proponiéndole contratar el producto con la entidad financiera más adecuada en cada momento y con las mejores condiciones económicas posibles.

Jordi Solé Tuyà, director general de Kreedit, afirma que: “Los empresarios no pueden dejarse asesorar durante más tiempo, únicamente, por el director de la oficina bancaria o empleado de la entidad financiera, puesto que tiene conflicto de intereses. Por larga que sea la relación que el empresario ha mantenido con éste o por la confianza que le haya merecido hasta ahora, es evidente que estará influido por los intereses comerciales de su entidad y los suyos propios”.

Esta correduría de crédito bancario se encarga de recopilar la documentación económico-financiera que requieren habitualmente las entidades financieras y en base a ésta, y conjuntamente con el empresario, determina el límite y producto financiero más adecuado para, finalmente, dirigir la operación a la entidad financiera más adecuada en cada caso.

Kreedit sólo atiende solicitudes de sociedades mercantiles descartando, por el momento, los autónomos, otras formas jurídicas y empresas del sector de la construcción e inmobiliario. El volumen mínimo por operación es a partir de 100.000 euros en adelante, los cuales acostumbran a corresponder a líneas de financiación de circulante.

Solé afirma que: “nuestros ingresos provienen solamente de la pequeña prima que cobramos a las empresas (entre un 1% y un 2%), puesto que es a ellas a quienes ofrecemos nuestros servicios y a quien nos debemos. Ello nos permite, a su vez, no tener ninguna vinculación con la banca, lo cual redunda en beneficio de nuestros clientes, puesto que presentamos las operaciones sólo a las entidades que sabemos que ofrecerán las mejores condiciones para nuestro cliente”.

Asimismo, Kreedit también ofrece servicios de dirección financiera “a part-time”, especializados en la gestión bancaria, para empresas que, por su tamaño, no requieran o no puedan cubrir este puesto durante toda la jornada, y sólo desean una dedicación parcial, que puede ser desde un día a la semana a un día al mes.

OPORTUNIDAD PARA LAS ENTIDADES

Kreedit ofrece también oportunidades a las oficinas de banca de empresas de las distintas entidades financieras, en el sentido que les permite comunicar a Kreedit (a través del e-mail entidades@kreedit.com o teléfono 938 912 493) el perfil de operaciones o empresas que tienen interés en financiar, para que, en el caso que se ajusten a las necesidades del cliente, Kreedit les pueda remitir dicho tipo de operaciones para su estudio.

Desde el punto de vista de la banca, Kreedit se convierte en una interesante opción para sus departamentos comerciales, puesto que a través de la cual podrán nutrirse de operaciones que ya han superado el riguroso pre análisis de los analistas financieros de Kreedit, asegurándose que se trata de empresa que no presentan incidencias en RAI, ASNEF o judiciales, pérdidas relevantes, fondo de maniobra negativo, baja capitalización, garantías insuficientes o limitada capacidad de retorno, entre otros. Además, Kreedit realiza previamente la preceptiva revisión de la documentación que después remite a las entidades.

Actualmente Kreedit mantiene una relación fluida y estable con una treintena de entidades financieras, entre bancos, cajas y compañías de factoring, hacía las cuales canaliza las operaciones de sus clientes. Solé recalca que “Con una sola gestión, la empresa puede acceder automáticamente a más de 30 entidades financieras”.

Por ahora, Kreedit quiere consolidarse en el ámbito de Cataluña, pero no descarta expandirse al resto del estado.

Share