Blog

El papel de las relaciones públicas en la creación de valor para la empresa

En la actualidad se ha convertido en algo evidente que la publicidad tradicional ya no funciona tan bien como solía hacerlo. De hecho, la influencia de los medios de comunicación social y peer-to-peer (P2P) está empezando a afectar claramente a al éxito de las empresas. Es cierto que cada vez más empresas reducen sus inversiones en campañas de publicidad convencional para dedicarlos a las opciones online y de relaciones públicas.

Así, no es raro que los empresarios se pregunten si las estrategias de marketing y comunicación utilizadas hasta el momento se han quedado obsoletas y están evolucionando hacia nuevos conceptos.

El auge de los medios de comunicación social ha ido de la mano con el incremento de la autonomía y autoafirmación de los consumidores. Los consumidores no sólo quieren ser escuchados por su propio bien, sino que sus puntos de vista, que esperan que sean escuchados por las empresas, pueden mejorar la oferta de las empresas y, así su valor añadido.

De este modo, se puede afirmar que un nuevo marketing está emergiendo. Las actividades de comunicación deberán tener en sí mismas un valor que contribuya tangiblemente a la experiencia de marca del consumidor. La razón por la que algunas empresas han empezado rechazar la publicidad convencional es que los consumidores sienten que no les aporta un valor añadido. Por otro lado, hay profesionales de las relaciones públicas y de los gabinetes de prensa que creen que la presencia constante y repetitiva de una marca corrompe la experiencia del consumidor y erosiona el valor. En su lugar, se genera un mayo despliegue de los medios de comunicación social y convencional en formas diseñadas para mejorar el valor percibido por los clientes.

Mejorar el valor añadido implica, ahora, embarcarse en un proyecto común de crear bienes y servicios que satisfacen mejor las necesidades de los consumidores a un precio igual o inferior. En este sentido, las agencias de relaciones públicas demuestran un esfuerzo excepcional en las actividades de crear valor corporativo a las empresas. Les ayudan a añadir cantidades considerables de valor para los consumidores en disciplinas tan diversas como el servicio al cliente, la ética en los negocios, las promociones, etc.

En definitiva, para una empresa, una buena relación con sus stakeholders o grupos de interés es clave para la supervivencia del negocio. No sólo debe ser buena, sino que debe existir y ser real. Las relaciones públicas ayudan a las organizaciones a desarrollar esos lazos a través de los cuales además de emitir mensajes, también se recibe una respuesta que servirá para mejorar lo que la empresa les ofrece.

 

Comments are closed.