La industria 4.0 en el sector del mueble, clave para consolidar la internacionalización

El sector del mueble fue uno de los más afectados a raíz del estallido de la burbuja inmobiliaria en 2007. Tras varios años de crecimiento después de la crisis, hoy en día cada vez son más las empresas del sector que apuestan por salir al mercado internacional. España es el tercer país de Europa con más superficie forestal, detrás de Rusia y Finlandia. Las ventas al exterior del mueble español cerraron un 2017 con cifras de 1.048 millones de euros, lo que ha supuesto un incremento de 4,5% con respecto al volumen registrado en el año anterior.

 

Algunas comunidades autónomas por excelencia en este sector como es la Comunidad Valenciana ha batido el récord anual, representando un 24% del conjunto de las exportaciones españolas de esos productos, concretamente por valor de 520 millones de euros en el último año.

En este escenario y aprovechando la tendencia presente en el sector, Foldeco se encuentra inmersa en pleno proceso de internacionalización con presencia en varios países de la Unión Europea (Portugal, Francia y Reino Unido) y con el objetivo de cruzar el charco en el corto plazo.

“La transformación digital del sector es un hecho. La industria 4.0 también ha llegado y ya es efectivo en el sector del mueble. Las exigencias del consumidor, cada vez más demandante de productos a medida y personalizados, junto con las oportunidades que brindan las tecnologías actuales, han hecho que las fábricas de madera tradicionales hayan derivado hacia la Smart Factory o fábrica inteligente, algo que también podemos observar en los propios productos”, explica Ignacio Carrasco, director general de Foldeco Development.

Para garantizar la optimización del proceso productivo, así como la apertura de nuevos mercados y por tanto como la consolidación en el sector, Foldeco ha llegado a un acuerdo para la compra de la maquinaria más importante de la firma Perfilmobel (empresa alicantina que se dedica a la fabricación de todo tipo de cajones elaborados), que había sido líder en la fabricación de cajones en España las últimas dos décadas.

Esta compra ha permitido incorporar a la compañía madrileña una nueva línea de recubrimiento vertical que permite hacer piezas de hasta 250mm de alto a una velocidad de 60 metros por minuto, así como una nueva línea de terminación del cajón Gerhard Koch, con retestadora, taladros verticales y horizontales y espigadora. Además, se han incorporado máquinas auxiliares como optimizadoras o cajeadoras.

Según indica Ignacio Carrasco, director general de Foldeco Development, “gracias a este gran esfuerzo con la tecnología de última generación incorporada seguimos ofreciendo la mejor calidad pero hemos aumentado nuestro potencial productivo un 35%, para así garantizar nuestro conocido servicio al cliente en plazos muy cortos”.

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *