Claves para entender las relaciones entre marcas y millennials

En España se calcula que hay un total de 8 millones de personas con edades comprendidas entre los 19 y los 33 años: la generación millennial. Un público con sus necesidades y particularidades y que las marcas deben esforzarse por conocer si quieren ampliar su cartera de clientes, porque ellos son el futuro.

Para poder impactar, atraer la atención y sobre todo fidelizar a un determinado público es imprescindible conocerlo al máximo, por ello en agenciasdecomunicacion.org hemos hecho un pequeño listado de las principales características que define al millenial en relación a las marcas que consume:

  • Fuera barreras on y off line. La llegada de las redes sociales y de los dispositivos móviles han acelerado la unión de dos mundos que hasta ahora convivían de forma paralela pero sin tocarse. Ahora los ciudadanos no separan estas dos realidades, las entienden como parte de un mismo todo, por lo que no se pueden sentir identificados con marcas que no trazan estrategias de comunicación 360º y que dan una imagen diferente en el entorno digital y otra muy distinta en el cara a cara.
  • Integración de las redes sociales. Los canales de comunicación se han multiplicado de forma exponencial en los últimos años y plataformas como Twitter, Whastapp o Youtube ya forman parte de nuestro día a día sin que nos demos cuenta. Ya no se trata de tener Facebook para “cotillear” lo que hace un ex compañero de colegio, ni de conectarse a Instagram para entretenerse viendo fotografías de terceros. Este tipo de acciones se han convertido en parte de la rutina diaria para descubrir qué pasa en el mundo.
  • Somos humanos y nos equivocamos. Los millenials tienen muy asumido que detrás de una marca hay alguien: una persona que es imperfecta y puede cometer errores, pero lo que no perdonará es la mentira o el que intente ocultarlos. Esta generación busca proximidad, cercanía con las marcas y odia la traición. Siempre se superará antes una situación de crisis corporativa pidiendo perdón y asumiendo una equivocación que intentando esconderla.
  • Amantes de lo “extra”. Los millenials, a diferencia de sus padres, no se vuelven locos con los descuentos y las ofertas de última hora, les gustan pero en su justa medida, dosificados, sin avalanchas que les presionen a comprar. Para ganarse su fidelidad es mejor optar por dar “algo más” como contenido de calidad en forma de información de producto, de comparativas de servicios, de opiniones de terceros, de datos sobre el sector. El millenial es un consumidor activo.

Lee también: Comunicación 2.0 pensando en los millennials 

  • Contacto directo. Las plataformas sociales permiten la interacción y las marcas deben aprovecharse de estos canales para estudiar a su target. Observar cómo se comunica, cómo se relaciona, qué expresa, qué oculta, etc. Y ello no debe hacerle olvidar que a parte de una escucha activa tiene que tener una actitud de respuesta activa. Un millenial no quiere estar esperando 3 días para que le respondan un email o mensaje directo. Quiere respuestas ya y de esa inmediatez dependerá, no sólo que lleve a cabo una compra sino, su relación futura con la marca.
  • Ellos ponen el punto final. La generación millenial no firma contratos de por vida, ellos deciden cuándo empiezan a seguir a una marca, si se convierten o no en sus prescriptores y cuándo finaliza esa relación. Poner trabas para que un cliente se desvincule, no sólo estropeará la posibilidad de que vuelva sino que, puede provocar que el caso salga a la luz y se desencadene una situación que perjudique la imagen de la empresa.
  • Multitask y multidispositivos. Los millenial pueden estar viendo la televisión y comentando dicho producto en Twitter, son multitarea y utilizan diferentes plataformas a la vez. Esto es conveniente que las marcas lo tengan en cuenta a la hora de, por ejemplo, crear eventos o reuniones.
  • Cultura audiovisual. Los influencers y los bloggers están en auge, toda firma quieren contar con ellos para sumar seguidores y atraer a nuevos clientes pero, sobre todo no podemos olvidar que, vivimos en una sociedad que se mueve por las imágenes, por lo que los youtubers no pueden quedarse fuera de esta ecuación.

Marcas recordad que el territorio online es un nuevo escenario que os abre las puertas a un gran abanico de consumidores. Posicionarse no es fácil pero si queréis crecer no podéis dar la espalda a este entorno.

 

Lea además:

Para enamorar a sus clientes las marcas deben informar y no olvidarse de emocionar 

Los millennials y su influencia en las decisiones de compra

En el universo B2B a los clientes se les seduce online y se les termina de “enamorar” offline 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *