Branding: dar notoriedad a tu marca es hacer negocio

 

Branding_dar notoriedad a tu marca es hacer negocioSeguro que muchos se han preguntado cómo se construye una marca. La reputación corporativa puede ayudar al consumidor a decidirse por nuestro producto/servicio o por la competencia así que apostar por ello nos llevará a aumentar las posibilidades de negocio. Una marca poderosa puede vender lo que sea. Ejemplos, muchos… Coca Cola vende principalmente refrescos pero todos hemos visto desde camisetas hasta toallas de playa que sólo por llevar su logo al público ya le gusta.

Somos consumidores de historia así que para crear una marca es importante contar una historia, como si fuera un cuento. Para ellos tendremos que tener claros los códigos culturales del público al que nos dirigimos, es decir, futuros clientes. Tendremos que tener en cuenta sus usos, costumbres, lifestyle… Toda empresa tiene que transmitir, pues una marca es lo que pensamos, sentimos y percibimos sobre un negocio, producto o servicio.

Las marcas deben aportar valor al consumidor. Digamos que una cosa es el precio que tiene un producto o servicio por los costes que puede suponer fabricarlo o dar ese servicio y otra es el valor que la marca puede transmitir gracias a todo lo que hace sentir y pensar. Volviendo al ejemplo de Coca Cola, no te vende un refresco, te vende la FELICIDAD, pensamiento positivo, momentos únicos con amigos y familiares, alegría, buenos recuerdos… Una buena marca te cautiva a través de los sentidos y va más allá de la necesidad básica que cubre el producto o servicio ofrecido.

La marca es un símbolo que debe significar algo más que a una empresa, un producto o un servicio. Debe transmitir valores y una visión de la vida que atraiga a sus consumidores. Muchas veces lo bueno no es suficiente si no significa mucho. De hecho, hay experimentos que han demostrado que un producto de una empresa es mejor que el de otra más popular, sin embargo, cuando se descubre la marca afloran los sentimientos y eligen a la conocida aunque el producto no sea tan bueno.

Para construir una reputación corporativa debemos tener en cuenta dos vías: Primero, lo que el empresario realmente quiere comunicar. Segundo, lo que al consumidor le gustar recibir y qué importancia, valor, le da.

El principal objetivo de la marca es otorgarle un significado a producto o servicio. Si puedes construir una fuerte, tendrás un negocio potente porque la marca no es parte de la empresa sino que es el negocio. De ahí que las marcas se traspasen, maduren, se valoren…

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *