El secreto de la comunicación: si no te ven, no existes

 

¿Sueñas con tener una web que sea la envidia de tu competencia? ¿Te gustaría no volverte loco buscando contenidos para publicar en tus redes? ¿Desearías no perder minutos y horas ante el folio en blanco porque no sabes sobre qué escribir posts? ¿Ya no sabes qué hacer para ampliar tu número de followers? ¿Quieres que los medios de comunicación hablen de ti pero no quieres acabar haciendo publicidad? Si tienes todas estas dudas, necesitas ayuda en comunicación.

Sabemos que tu reacción ante esta afirmación será la de decir que no cuentas con presupuesto, pero contar con una agencia de comunicación no es un servicio tan caro como parece y, además, su rentabilidad es muy alta. Secretos no hay, bueno sí; podemos decir que sólo hay uno: si nadie conoce tu marca, da igual que tengas el mejor servicio o producto del mundo, no sabrán de ti y no te comprarán. Por lo tanto, cualquier inversión en este aspecto aportará unas ventas que no tenías y ya estará siendo rentable el esfuerzo.

Lo primero que hará por ti una agencia de comunicación será estudiarte. Tiene que conocer tus puntos fuertes y débiles, tus objetivos a corto y medio plazo, qué acciones comunicativas has realizado en el pasado y sus resultados, cómo es tu cliente ideal y qué espera de ti y qué hace la competencia para adelantarte. Una vez se tengan todos estos datos sobre la mesa servirán como punto de partida para el diseño de una estrategia de comunicación eficaz.

Beneficios

¿Cómo mejorará tu marca con una buena estrategia de comunicación? Lo primero te ayudará a no perder el tiempo con ensayos de prueba y error y si hay algo de lo que no disponemos las pymes (aparte de dinero) es de tiempo que perder. Una buena guía permite enfocar las acciones en busca de un objetivo específico y, además el tenerlo todo controlado, permite que ante el primer contratiempo se pueda reaccionar con rapidez y flexibilidad.

Con una buena hoja de ruta se pueden calendarizar acciones en función de las necesidades comerciales del mercado y hacer que coincidan con los intereses de la marca como por ejemplo con sus promociones. Eso por un lado, pero si nos centramos en la actividad puramente online, el tener una guía permite reducir agobios a la hora de gestionar las redes sociales, el blog, generar contenidos para emailings o newsletters, porque todo estará pactado y predefinido con antelación (los temas a tratar, el horario de publicación, las palabras clave a destacar, etc.).

 

Lee también: Reto para el 2019: No te conviertas en una marca invisible para tus consumidores

 

Asimismo todos sabemos que las plataformas sociales son un arma de doble filo que te pueden encumbrar pero que al primer error también te pueden hundir, por ello es importante contar con expertos que te ayuden a capear el temporal. Es más, que puedan preverlo y poner soluciones antes de que explote, salvaguardando así tu imagen de marca y reputación digital.

Por otro lado, contar con una agencia de comunicación es mucho más que contar con un redactor de contenidos o un community manager, estamos hablando de “integrar en plantilla” a un grupo de profesionales multidisciplinares que se comprometerán con tu proyecto mucho más de lo que puedas imaginar. Aportaran ideas, asesorarán, orientarán, propondrán acciones y todo ello porque tu éxito es el suyo. Vais en el mismo barco y tenéis un objetivo común: dar a conocer a tu marca, porque no olvides que si no comunicas, no existes y, por lo tanto, no vendes.

 

Lea además:
¿Contrato a una agencia o llevo yo la comunicación de mi marca?
Claves para elegir a tu agencia de comunicación ideal
Gabinete de prensa interno frente a agencias de comunicación

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *