Los vídeos son la clave de tu estrategia de comunicación digital

 

La generación de contenidos es la pieza central de toda estrategia digital. Los textos con información de calidad, las fotografías e infografías son indispensables para construir una imagen online fuerte y viralizar contenidos, pero si hay un elemento que se puede considerar el REY de este tipo de acciones es sin duda el vídeo.

Los vídeos son los contenidos del futuro, los que más engagement provocan, los que más se comparten y los que permiten que el recuerdo de las marcas que los protagonizan se mantenga durante más tiempo en la mente del público objetivo. Somos animales digitales pero también audiovisuales.

Estas producciones deben diseñarse en conjunto. De nada sirve hacer un vídeo aislado, pero en cambio, sí resulta un triunfo diseñar una campaña de comunicación con los videos como eje central. Si siguen un mismo estilo, un hilo argumental y proyectan los mismos valores ayudarán a las empresas a obtener la reputación deseada, conectar con sus seguidores y, además, posicionar a la marca.

Pero hacer un video para tu negocio no significa invertir en un gran equipo audiovisual. Afortunadamente el mercado cuenta con proveedores que alquilan equipos de gran calidad, como por ejemplo Aclam Rental, y nos evitan tener que hacer una gran inversión. Teniendo el equipo técnico únicamente hay que fijar un camino a seguir y tener muy claro cuáles son los objetivos de cada video, a qué público nos dirigimos, qué lenguaje queremos utilizar, cómo le gusta a nuestro público que le hablan, qué contenidos les interesa y, por tanto, compartirán en sus redes. Todo contenido de éxito requiere una investigación de mercado previa.

Al leer estas líneas, muchas pequeñas empresas estarán pensando que ellas no se pueden permitir la realización de vídeos cada poco, ni tampoco creerán que posean material suficiente o despierten el interés necesario como para alimentar la creación de una batería de videos. Esto no es del todo correcto, cualquier pymes, emprendedor o startups tiene un potencial comunicativo mayor del que sus dueños piensan.

Siempre hay cosas a comunicar, a explicar, a puntualizar o a presentar. Por ejemplo, podemos mostrar procesos de producción, al personal, entrevistar al CEO, presentar un nuevo producto, etc.  Y respecto al precio, realizar pequeñas cápsulas en vídeo no tiene un coste tan elevado como se piensa y son una inversión positiva. No se trata de realizar la mega producción que ganará el Oscar este año, sino de hacer una producción sencilla pero de calidad. Además no hace falta ni siquiera alquilar un equipo profesional de cine digital para ello, como avanzábamos, existen empresas de alquiler de equipos audiovisuales o incluso de locales en los que realizar la filmación que pueden resultar muy útiles y económicos.

 

Lee también: ¿Qué tipo de vídeo crear para cada red social?

 

Lo importante es tener claras las siguientes premisas: los vídeos han de ser cortos pero editados de forma profesional y se deben incluir subtítulos para aquellos usuarios que no disponen de auriculares o tienen problemas con los altavoces, también es conveniente insertar rótulos que ayuden a la comprensión y que expliquen lo qué se va a encontrar la audiencia, así podrá decidir si el contenido le interesa o no y si sigue adelante con su visualización.

No lo hemos dicho pero los seguidores siempre buscan contenido nuevo. Es evidente que si una marca quiere dejar su huella tiene que esforzarse y diseñar vídeos propios, aunque también de forma puntual se puede hacer referencia a publicaciones de terceros.

Respecto a su publicación no debemos limitarnos a YouTube. La creación de un vídeo supone un esfuerzo y hay que sacarle el máximo rendimiento, por ello es importante incluirlo en la web de la empresa y explotarlo en los perfiles sociales en los que la marca tiene presencia. LinkedIn al ser una red profesional acoge de buen agrado producciones informativas sobre el funcionamiento de los negocios, mientras que Facebook posee un imán especial para lograr la viralización audiovisual.

Y, por último, existe otra forma de utilizar la imagen en movimiento: se trata de los directos. Algunas compañías están empezando a programar encuentros con sus clientes potenciales a través de vídeos. Una estrategia que no sólo acerca la marca a su público, sino que le otorga puntos extra al dedicar su tiempo, al preocuparse por su audiencia. Todos queremos ser escuchados y que una empresa decida invertir una hora de su tiempo a resolver dudas, conocer el feedback de los consumidores y escuchar sus propuestas sin duda consolida su imagen y refuerza sus lazos con los consumidores.

 

Lea también:

Ojo a la comunicación no verbal en un video branding

¿Por qué es importante para una pyme el marketing digital?

¿Desaparecerán los textos en las redes sociales?

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *