¿Por qué es importante para una pyme el marketing digital?

 

Vivimos en un mundo en el que el territorio on y offline conviven y colaboran para ayudar a las marcas a aumentar su visibilidad y ampliar su público objetivo. La época en la que estar o no en Internet era una opción ya ha pasado, ahora resulta imprescindible contar con una buena web, perfiles sociales y acciones de marketing digital si uno quiere vender.

Este panorama es algo que las grandes empresas tienen muy asumido, aunque su incursión en el mundo digital esté yendo a paso lento. El mayor problema lo encontramos en las pymes, ellas tienen claro qué necesitan potenciar su presencia online pero no saben cómo, ni qué hacer, ni con quién o, simplemente, piensan que son demasiado pequeñas y no les será rentable este tipo de inversión.  Aunque por otro lado, tenemos a las que no acaban de ver que Internet sea algo para ellas y van viendo como la competencia les toma la delantera y se quedan rezagadas y limitadas a la hora de darse a conocer.

En Agenciasdecomunicacion.org lo primero que les diríamos a estas pequeñas empresas es que Internet ha transformado la forma de comunicarnos pero también de consumir y que aunque la palabra “marketing digital” les pueda sonar demasiado grande para sus negocios, si no empiezan a integrarla en su día a día comenzarán a desaparecer a ojos de sus clientes potenciales. Ellos se conectan a diario y si no encuentran a una marca en ese universo informativo es como si no existiera. En resumen, ya no es que no confiarán en ella, es que no compraran porque no sabrán quién, es ni qué hace.

Existen muchos tipos de herramientas digitales que pueden ayudar a las pequeñas empresas a impulsar sus negocios, sólo hay que localizar aquellas que mejor se adaptan a su modelo y mayor rendimiento les puede dar. No son necesarias grandes inversiones, pero sí eficientes. Si la elección es la correcta, menos es más.

 

Lee también: Entrevistamos a MCasensio, una agencia de marketing especializada en PYMES y emprendedores

 

El primer paso sería contar con una web responsive pero esto sólo no es suficiente para que localicen a una marca, hay que trabajar el posicionamiento de este site para que las personas interesadas en un determinado negocio lo encuentren a la primera. En este sentido, contar con un blog actualizado, aparecer en los medios de comunicación o apostar por Adwords pueden hacer escalar a una marca dentro del ranking de Google.

Otro tipo de acciones como las campañas en redes sociales y la publicidad online también resultan de gran ayuda para que las empresas den con su público objetivo ya que este tipo de acciones permiten segmentar a los consumidores y crear mensajes personalizados y, por lo tanto, más efectivos y determinantes a la hora de efectuar una compra online.

Hay que dejar de ver la inversión online como un gasto y pensar que es justo lo contrario: puede ahorrar dinero a las pymes. Gracias a Internet, la comunicación con el cliente es mucho más directa y fluida, es más fácil gestionar sus peticiones y detectar más rápidamente si no está satisfecho con el resultado a fin de ponerle solución lo antes posible y evitar un distanciamiento con la marca.

El hándicap que tiene Internet es la velocidad a la que acontece todo. Es un ritmo tan elevado que obliga a las marcas a estar continuamente formándose y en alerta para no quedarse rezagadas, por ello muchas tienden a externalizar estos servicios y dejarlos en manos de agencias de comunicación, en muchos casos pymes como ellas y con las que se entienden a la perfección; porque, si no, es muy complicado llevar un negocio y seguir aprendiendo e innovando en el mundo digital.

En resumen, el marketing digital ayuda a vender más y… ¿eso no es acaso lo qué quieren todas las marcas?

 

Lee además:

Cómo hacer que un plan de marketing digital consiga conversiones

Cómo crear una estrategia de Marketing Digital (I)

Cómo crear una estrategia de Marketing Digital (II)

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *