¿Contrato a una agencia o llevo yo la comunicación de mi marca?

 

La mayoría de las pymes cuando nacen establecen un presupuesto para maquinaria, local, trabajadores, web, departamento de compras, etc. pero si hay un apartado que se acostumbra a quedar sin dotación es el que afecta a la comunicación y el marketing. Siempre estamos a la cola y las empresas nos ven como un gasto no como una inversión para hacer crecer su negocio.

Ante este escenario la mayoría de empresarios acostumbran a repartir estas tareas entre varios de sus empelados,  gestionarlas ellos mismos o pedirles a amigos o familiares “que saben de esto” que se hagan cargo sin coste alguno. Esta decisión da como resultado una falta de implicación y profesionalidad bastante grave que puede afectar de forma importante la imagen y reputación de la marca. Primero porque todo trabajo debe de ser remunerado, hacer algo por hobby o porque nos gusta está bien al principio pero luego si no se recompensa de alguna manera se desinfla la intensidad inicial, las ilusiones se desvanecen y acaban ocupando un tiempo residual del responsable.

Hacer branding no es una tarea ni sencilla ni rápida, requiere de tiempo, estrategia,  conocimiento del mercado y de estrategias comunicativas. Dar a conocer una marca significa que hay que darle visibilidad, saber explicar qué hace y cómo, dotarla de credibilidad, generar un diálogo con su público de interés que además no tiene porqué ser su cliente, ya que dependiendo del momento puede ser un proveedor, un periodista, un follower o un influencer.

Emprendedores y pymes, no queremos poneros las cosas muy negras y que penséis que es imposible llevar la comunicación de forma interna, porque SÍ se puede. La única regla a cumplir es contar con un experto en plantilla que sepa redactar contenidos interesantes y optimizados al SEO, diseñar campañas en Ads, contactar con los medios de comunicación, conseguir likes, organizar eventos… Como veis la lista es bastante larga y es difícil encontrar a una sólo persona que aglutine todos estos conocimientos y sabemos que también es bastante improbable que una pequeña empresa disponga de presupuesto suficiente para externalizar todas estas tareas. Así que toca priorizar.

En Agenciasdecomunicacion.org os recomendamos “escribir la carta a los Reyes Magos” es decir todo aquellos que os gustaría hacer en comunicación. Una vez tenemos lista esta enumeración habría que ver qué es urgente, qué prioritario y qué necesario y una vez marcados estos límites ajustar el presupuesto y ver qué se puede hacer de forma interna y en qué se necesitará buscar ayuda de un experto.

 

Lee también: Cuatro poderosas razones para contratar a una agencia de comunicación

 

Sólo haciendo este análisis previo se podrá diseñar una estrategia de comunicación eficaz. Además, lo bueno de externalizar es que desde el primer segundo tu comunicación se está haciendo de forma correcta, por lo que no das palos de ciegos y ahorras, tiempo y dinero.

Con el paso del tiempo y los buenos resultados se pueden ir ampliando competencias y que la agencia o un profesional interno se vaya haciendo cargo de otros deseos que habíamos incluidos en nuestra “wishlist” o necesidades que nos han surgido de nuevas. El mercado cambia a gran velocidad y el hecho de contar con un equipo multidisciplinar facilita a la empresa su adaptación a nuevas oportunidades.

Algunas empresas temen que al externalizar su comunicación pierdan el control de lo qué dice o dicen de ellas y eso no es así. La agencia debe de informar en todo momento a la compañía de las acciones a realizar, de los cambios de estrategia y mantener una comunicación fluida y regular con ella. El responsable de comunicación nunca puede decir nada que no haya sido valorado antes por la empresa, a fin de cuentas nadie mejor que ella conoce sus fortalezas y flaquezas, las necesidades de su público y las características de sus productos y servicios.

La clave está en formar equipo, en que la agencia marque el rumbo a seguir, active a la marca en momentos en los que no sé sabe qué comunicar y, sobre todo, le quite trabajo a la empresa. Y todo esto si se logra de la mano de un partner con el que existe buen feeling ¡será además una experiencia muy divertida!

 

Lea además:

Claves para elegir a la mejor agencia de comunicación para tu empresa

¿Has contratado a una agencia de comunicación? Así deben ser tus primeros pasos con ella

4 señales que indican que a tu empresa le falta comunicación

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *