Beneficios de integrar tus redes sociales personales y profesionales

 

Cada vez son más las personas que optan por no desdoblar sus perfiles sociales entre personales y profesionales. Si bien es cierto que algunas optan por restringir plataformas como Facebook o Instagram a su vida íntima y emplear Twitter o LinkedIn para sus contactos laborales; cada día hay más personas que deciden saltarse esta línea roja.

Los expertos en comunicación reconocen que se está convirtiendo en un hábito que se elimine la barrera que separa estos dos entornos. ¿La razón? Nuestra marca personal abarca también la profesional y al revés. Todos somos una suma de acciones y decisiones; separarlas es como ocultar una parte de nuestro YO y, en la era de la transparencia y la visibilidad, lo de ocultarse genera rechazo y desconfianza.

En Agenciasdecomunicacion.org hemos hablado con entendidos en social media y estos han coincidido en destacar que lo correcto sería apostar por integrar las redes sociales personales y profesionales. Eso sí, siempre y cuándo se haga un uso racional de ellas y nos mostremos lo más natural posible. Los beneficios de esta unión los vamos a enumerar a continuación:

– Aporta transparencia a tu figura y a tu marca profesional.

– Favorece la cercanía tanto con los trabajadores como con los consumidores

– Ayuda a reforzar los lazos con los clientes.

– Despierta empatía.

– Crea engagement.

– Refuerza la imagen de marca profesional porque tu entorno cercano (familiares, amigos, etc.) entienden mejor qué haces y pueden recomendarte.

– Ante proveedores y competencia se da una imagen más fuerte.

– Se amplían los canales para dar a conocer tu marca profesional

– Multiplicas las opciones de ampliar el abanico de clientes potenciales.

-Al compartir valores e ideales se humaniza la marca.

 

Lee también: ¿Por qué somos marcas personales y cómo manejarla?

 

Viendo todos estos beneficios sólo nos queda añadir que, ante la duda, lo mejor es formarse y conocer bien las herramientas digitales que existen a nuestro alcance y que mejor pueden ayudarnos a potenciar nuestra marca. Eso sin olvidar lo importante que es conocer el lenguaje de cada plataforma para sacarle el máximo jugo.

Ante el miedo a poner en marcha esta integración algunas personas optan por contratar a un community manager que les ayude a dar los primeros pasos, les forme, les cree la estrategia a seguir y luego se retire a un segundo plano, ejerciendo un papel de asesor más que de ejecutor.

Y un último consejo, antes de poner punto final a este posts, sea cuál sea el camino a elegir, lo importante es dejarse el egocentrismo fuera de las redes sociales, abrir los ojos al mundo y escuchar, escuchar mucho, antes de empezar a conversar. Las ventas vendrán luego pero requieren de un buen trabajo anterior.

¡Suerte!

 

Lea además:

Tú marca personal tiene que dejar huella

Mitos que te harán fallar en la creación de tu marca personal

Caso de éxito: Judit Català trabaja su marca personal a través de notas de prensa

 

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *